Saltar al contenido

¿Por qué no funcionan los amuletos que tenemos?

Seguramente te ha ocurrido alguna vez que te has comprado, te han regado o utilizas desde hace muchos años un amuleto, sea el que sea, pero no alcanzas a ver el resultado que esperabas: ya sea un ojo turco, una mano de Fátima o una herradura de la suerte. Lo mismo ocurre con otros amuletos como el trébol de la suerte, el ojo de Horus o una figura de un búho, por nombrar solo algunos ejemplos de amuletos que atraen la buena suerte o que alejan las malas energías. Por eso, cualquier persona podría decir que los amuletos nunca funcionan.

¿Cuál es la causa de que los amuletos no funcionen?

Pues bien, la explicación es simple, ya que un amuleto, por sí solo, es una figura inanimada, sin ningún tipo de poder si no creemos en él. Por eso, cualquier persona podría decir que los amuletos “no funcionan porque muchos de nosotros ignoramos lo que significan”.  Ciertamente, la idea de que un amuleto es un objeto inanimado cuyo poder para atraer la buena suerte está relacionado con la capacidad del que lo lleva de creer en el influjo positivo del amuleto. 

Sí, así como lo lees. El desconocimiento del poder de un amuleto provoca que este amuleto se convierta en  un elemento decorativo, sin ningún significado o poder.  

mano-de-fatima-y-amuleto

Entonces, ¿qué podemos hacer para que un amuleto o un talismán funcione?

En primer lugar, sin duda, lo fundamental es informarnos del significado del amuleto o talismán que necesites en función de tu estado de ánimo, situación personal sentimental, situación económica, situación de salud y lo que consideres que necesitas atraer a tu vida o alejar de ella. 

Por otra parte, cualquier amuleto, antes de usarlo es necesario limpiarlo para eliminarle las malas energías que han podido ser transmitidas mientras estaban expuestos en la tienda o donde lo hayas adquirido. Debes tener en cuenta que antes de tenerlo tú ha podido tenerlo en la mano cualquier persona y no sabemos el estado energético que tenía y que se lo ha podido transmitir a tu amuleto. 

Por último, debes saber también que tienes que realizar un ritual de consagración y activación para que tu amuleto adquiera el poder para el que está destinado. 

En definitiva, es imprescindible que cuando decidas tener un amuleto te informes a conciencia de todo su significado, propiedades, métodos de limpieza, activación y consagración específico para ese talismán. Así podrás asegurarte la protección real y beneficios de portar tu amuleto elegido. 

Tambien puede interesarte