Saltar al contenido

Rosa de Jericó

La Rosa de Jericó es llamada también flor de la resurrección, porque según lo que afirman algunos observadores, esta flor presenta la propiedad particular de morir para luego volver a florecer.

¿Qué es la Rosa de Jericó?

La Rosa de Jericó es, en realidad, un helecho,Anastatica hierochuntica. es originaria de los desiertos de Arabia y las inmediaciones del mar Rojo, estando también presente en Palestina y Egipto  Tiene la particularidad de poder presentarse en dos estados completamente diferentes: hecha una bolita, pareciendo un simple matojo mustio, cuando las circunstancias son desfavorables; o con los esporangios extendidos y de un color verde vivo, cuando encuentra suficiente humedad a su alrededor. La alternancia entre estas dos fases puede realizarlas en innumerables ocasiones durante más de 20 años.

La rosa de Jericó. Amuleto contra el Mal de ojo

La Rosa de Jericó es una planta que se le atribuyen propiedades mágicas , por este motivo se usa para la protección contra el mal de ojo, la envidia y las malas energías. . La Rosa de Jericó absorbe y se alimenta de todo tipo de energías del lugar donde se encuentra, especialmente de las negativas, transformándolas en positivas.

Entre los usos mágicos que le han dado las distintas culturas, destacan la propiedad de bendecir y proteger casas y atraer la suerte, el dinero y la fortuna a los negocios. Pero los beneficios de este auténtico talismán viviente no acaban aquí: los que decidan poner una Rosa de Jericó en su vida y trabajen  con ella, experimentarán mejoras en su salud, vida en pareja o matrimonial, exámenes, en el trabajo, los negocios, la prosperidad económica o en la suerte de sus vástagos.

¿Donde comprar una Rosa de Jericó?

Cómo cuidar una Rosa de Jericó para que florezca

Necesitaremos un cuenco de cristal con agua potable. Junto al cuenco colocaremos una vela durante el proceso de germinacion de nuestra rosa.

Debemos hacerlo un martes o un Jueves a las 9 de la mañana o a las 3 de la tarde. Colocaremos el cogollo de rosa cerrado con nuestra mano derecha con las raíces hacia abajo. mientras lo hacemos diremos la siguiente frase:

Yo te adopto Rosa de Jericó, Bienvenida a mi hogar.

rosa de jericó seca

La Rosa de Jericó hay que tenerla sumergida en agua durante tres días sin cambiarla. Durante estos días, veremos como comienza a abrir y florecer.

Al tercer día a la misma hora en la que la sumergimos cambiaremos el agua. Con la mano derecha la sacamos y la lavamos con un poquito de agua para quitar el agua sucia que ha sacado la rosa la tenemos que tirar. Ya que este agua ha cogido todas las energías negativas que nos rodean.

Cuando la tenemos limpia tenemos limpia la rosa y el cuenco volvemos a poner agua limpia y la sumergimos, le cambiaremos el gua durante 4 días consecutivos.

Una vez pasado los 4 días la rosa ya esta limpia, ha limpiado toda la negatividad de nuestro hogar. En este momento la cogeremos con la mano derecha y entraremos en todas las estancias de nuestro hogar para que nos ofrezca protección completa.

La rosa hay que limpiarla una vez a la semana. Siendo el día mas favorable el domingo.

Se puede tener abierta de 3 a 4 meses teniéndole el cuidado indicado anteriormente.Una vez pasado este periodo, debemos dejarla descansar unas 3 o 4 semanas

rosa de jericó florecida

Oración a la Rosa de Jericó

Divina Rosa de Jericó,

por la bendición que nuestro señor Jesús Cristo recibiste,

Por la virtud que tu encierras y por el poder concedido.

Ayúdame a vencer las dificultades de la vida.

Dame salud, fuerza, felicidad, tranquilidad y paz en mi hogar, suerte en mis negocios, habilidad en el trabajo para ganar el dinero necesario para vivir.

Divina Rosa de Jericó todo esto te lo pido por la virtud que tu encierras en amor a Cristo Jesús y su grandiosa misericordia.

Amen.

Rezar 3 padres nuestros a continuación

Leyenda de la Rosa de Jericó

Hay varios autores que relacionan a la Rosa de Jericó con la historia del cristianismo. La leyenda de la Rosa de Jericó dice lo siguiente:

Al huir de Belén con el Niño Jesús para liberarlo de la cruel matanza ordenada por el rey Herodes, la Sagrada Familia se vio obligada a atravesar las planicies de Jericó.
Cuando la Virgen bajó del asno que montaba, surgió a sus pies una pequeña flor delicada.
María le sonrió a la pequeña flor, porque entendió que brotaba de la tierra para saludar al Niño Jesús.
Durante la permanencia de Cristo en la Tierra, las Rosas de Jericó continuaron floreciendo y embelleciendo los campos, pero cuando el Salvador murió sobre la cruz se secaron todas y murieron.
Tres días después, cuenta la leyenda, cuando Cristo resucitó, las Rosas de Jericó volvieron a florecer y a irradiar un dulce perfume.

 Lendas do Céu e da Terra 

Última actualización el 2019-09-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *